TIPHERETH, SEXTO SEPHIROT.


Tiphereth es, en primer término, el Plano de Manas o de la Voluntad Cósmica; en segundo término es el Cuerpo Causal o de la Voluntad, Ego-Manas o Alma Humana. Como sustancia es el éter cósmico o materia caótica que vibra como Tatwa Akash. La realización positiva de este Sephirot, representa la Cristificación del Cuerpo Causal o de la Voluntad en la 5ª Iniciación de Misterios Mayores; es entonces cuando se forma en el Iniciado la "Voluntad Cristo". Y es que hay que vivir el drama del Calvario con cada uno de los Cuerpos Internos.
Antes de que el Cuerpo Buddhico o de la Conciencia encarne en su Boddhisatwa (4 cuerpos de pecado), el Alma Humana o Cuerpo de la voluntad es el que ejerce las funciones como "Ángel de la Guarda" o protector y por tanto es quien se responsabiliza por los negocios kármicos en primera instancia. Y es que este Ego-Manas es como un Haz del Rayo de Vida respectivo, desde precedente encarnación. Aquí estoy haciendo referencia al Rayo de Vida, considerando como tal el que tiene como Raíz al Divinal INTIMO o Mónada, que a su vez es como Chispa divina que se desprende sin desconectarse de la Gran Hoguera del Logos en un Sistema Planetario.
Es en el plano Cósmico de la Voluntad donde toda seidad experimenta la vida como simbolizada por el llamado "Sello de Salomón" o Estrella de Seis Puntas, formadas por dos triángulos entrelazados, que se encuentran en gran número de Templos, en los mundos Internos.
El triángulo con el vértice hacia arriba, simboliza esotéricamente al Intimo con su Alma Divina y su Alma Humana, mientras el que tiene punta hacia abajo representa la contraparte tenebrosa de dicha Trinidad en el hombre, o sea en el orden respectivo, el "Gran Guardián del Umbral Mundial", el "Guardián del Umbral" y el "Satán".
El hombre debe realizar en sí mismo positivamente la Estrella de Seis Puntas: esto se consigue rescatando su triada infernal de los abismos del mal, trabajando incesantemente en el laboratorio de la inagotable naturaleza, transformando la materia caótica en el vino de luz del alquimista, y así nacer dentro de si como un nuevo Jerarca y poder exclamar: Soy puro! Soy puro! Soy puro! Mi pureza es la pureza de mi Espíritu ¡…
Transcribo a continuación lo que en dos apartes escribió el Dr. Jorge Adoum (Mago Jefa) en su libro "Las Llaves del Reino":
"El senario o el número seis está simbolizado por los dos triángulos entrelazados o la estrella Microcósmica. Este símbolo representa el bien y el mal. Según la voluntad del hombre, la Fuerza Divina puede ser empleada para el bien y para el mal.
"Cuando esta fuerza es utilizada para la armonía, el triángulo es blanco y luminoso, y cuando es aprovechada para la desarmonía el triángulo es negro." El senario, entonces, significa la generación que es el resultado de los dos triángulos o dos trinidades entrelazados."
"En el triángulo cuyas puntas están dirigidas hacia arriba, tenemos en el cuerpo: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo; en el triángulo con sus puntas dirigidas para abajo tenemos: Inteligencia, Belleza y Voluntad.
Con respecto a lo humano tenemos en el primero: Adán, Eva, y Humanidad; y en el segundo: Autoridad, Amor y Poder.
De aquí podemos deducir que la fuerza Creadora es la madre Generadora de la Naturaleza o la Generación universal de las cosas. De la fuerza genital viene la palabra genio o superhombre, génesis, generación, etc. El hombre debe ser Genio o Superhombre para aspirar, saber y poder encausar la Energía Creadora hacia el cerebro, en donde puede sentir Unión con el Intimo."
Sigo ahora con dos apartes de la obrita "Isha Upanishad" por Sri Aurobingo:
"En el hombre, el uso de la conciencia por parte de la voluntad mental es imperfecto, porque la memoria es limitada. Nuestra acción es dispersa y circunscripta porque mentalmente vivimos de hora en hora en la corriente del tiempo, deteniéndonos únicamente ante lo que atrae o parece inmediatamente útil a nuestra mente egoísta. Vivimos en lo que hacemos, no controlamos lo que se hizo, sino mas bien nuestras obras pasadas controlan lo que olvidamos. Esto es porque moramos en la acción y en sus frutos en vez de vivir en el alma y ver la corriente de acción detrás de ella.
El Señor, la Voluntad verdadera, está detrás de las acciones y por lo tanto, es su amo y no está atado a ellas.
El signo de la acción correcta es la sumisión creciente y finalmente completa del individuo a la Voluntad divina que la iluminación de surya revela en él. Aunque manifiesta en su conciencia, esta Voluntad no es individual. Es la Voluntad del Purusha que esta en todas las cosas y las trasciende. Es la Voluntad del Señor.
El conocimiento del Señor como el Uno en el ser plenamente autoconciente, la sumisión al Señor como lo Universal y trascendente en la acción plenamente autoconciente, son las dos llaves de las puertas divinas, las puertas de la Inmortalidad. Y la naturaleza de los dos unidos es una Devoción iluminada que acepta, aspira y realiza a Dios en la existencia humana."
El Sexto Sephirot THIPERETH, está relacionado con el arcano 6 del Tarot: "EL ENAMORADO" y en otros, "Los Dos Caminos del Amor" o "La Tentación". Antes en mi obra "Kábala-Tarot-Gnosis", dije en uno de los párrafos:
"Pero el Arcano 6, que en algunos Tarots lleva la inscripción de: "El enamorado", y también la de "La Tentación", nos enseña los dos caminos del amor: el amor puramente Espiritual que seguido con el poder de la Voluntad nos eleva y enaltece, poniendo nuestros vehículos o cuerpos de pecado a disposición de nuestro INTIMO para que, expresándose nuestro YO Superior en ellos, puedan vencerse las tentaciones carnales o pasionales y elevarnos por consiguiente a las cumbres de inefable esplendor por el Amor Universal."
Como una modalidad, por adición cabalística, también el Arcano 15 "LA PASIÓN" o en otros "Tiphón" (El diablo), también tiene relación: Veamos algunos apartes del 2º. Volumen de mi obra arriba citada:
"En el Tarot está representado el Arcano por Adán y Eva salidos del Paraíso Terrenal o Edén, y sujetos a la materia bajo la tentación seductora de las pasiones, y expuestos a la caída por la intervención de los magos negros y por la ignorancia o inocencia en las experiencias de la vida.
Adán y Eva simbolizan en la carta a la humanidad hombre y a la humanidad mujer. El Bafometo está bien completado en su simbolismo, ya que la figura es un andrógino representando las dos magias: la Blanca o Divina, y la negra o tenebrosa. Son las fuerzas de la naturaleza que se ofrecen a la voluntad del hombre para convertirse en fuerza de luz, o perderse en las tinieblas.
El Caduceo de Mercurio se halla reemplazando los órganos sexuales para señalar más concretamente el misterio…
La estrella en la frente y el fuego sobre la cabeza, indican que aquél que se realiza como Maestro es quien sabiamente transmuta las fuerzas naturales en poderes de luz.
Yo he representado el misterio, realizándose en forma positiva, reemplazando en el dibujo hace algunos años a la pareja humana por dos ángeles que le "roban" los poderes o antorcha de fuego al diablo.
Atendiendo al aspecto negativo o nefasto, las fuerzas se materializan formando los cuernos en la frente, a la vez que el Kundalini baja a los infiernos atómicos para formar la cola del satán."
MALACHIM (Virtudes), constituye las Jerarquías Cósmicas o Huestes Divinas Tiphereth, en los mundos internos.
"JANA" es un mantram que ejerce acción de reparar o curar daños en los Cuerpos Causales o de la Voluntad (Alma Humana). Pronúnciese de la siguiente manera:
"Jjjjaaaaaannnnnnaaaaaa..."

Otras relaciones de este Sephirot son: Astro: El Sol; Zodiaco: Libra; Fuerza Cósmica representada por la letra hebrea VAU; Seidad Cósmica representada por la letra hebrea PHE; Runas: Kaun y Eh; Iglesia Apocalíptica: SARDIS.