CAPITULO XV

LA DISCIPLINA DEL TEURGO

Lo primero que debe hacer el Neófito en el Sendero Espiritual es procurarse la purificación personal. Esto se consigue proponiéndose a llevar una vida ordenada, libre de vicios y bajas pasiones, regida por los modales de la ética, y quemar las impurezas de su aura mediante tratamiento biológico oculto.

Los pies empolvados con flor de azufre purifica el organismo Astral, desintegrando las entidades larvarias (súcubos e íncubos) que se alimentan de los vicios y pasiones humanas, antes de iniciar el candidato  la disciplina de castidad con el ejercitamiento de la transmutación sexual.

El baño con ramas de pino hervido en agua, con algunas rosas, produce el mismo resultado; también es indicado el sahumerio de hígado y corazón de pescado.

La bebida de hierbabuena de menta también limpia el cuerpo Astral, y el mismo efecto produce el agua de panela hervida y tomada tibia. Otra bebida recomendable es la leche tibia.

Es necesario que el discípulo comience la costumbre de seguir una dieta saludable para los cuerpos internos en la alimentación. Algunos ocultistas son rígidos en la dieta vegetariana, empero no es recomendable despreciar el pescado y demás mariscos en la alimentación, los cuales poseen sustancias tan indispensables como el fósforo y yodo orgánico que no pueden ser administrados ventajosamente por otros medios. Además, en la nueva dispensación enseñada por Nuestro Señor JESUCRISTO, el pescado no es prohibido.

Aunque algunos espiritualistas expresan dificultad en prescindir totalmente de las carnes, vale mejor esforzarse, o al menos ceñirse al Capítulo bíblico sobre “Animales puros e impuros”  en el Deuteronomio, Antiguo testamento que dice:

1.-“Portaos como hijos del Señor Dios vuestro. No hagáis en vuestra carne sajaduras, ni os cortéis el cabello por razón de un muerto.”

2.-“Porque tú eres !Oh Israel!  Un pueblo consagrado al Señor Dios tuyo, y él te ha escogido para que seas su pueblo peculiar entre las naciones todas que hay sobre la tierra.”

3.-“No comáis manjares que son inmundos.”

4.-“Estos son los animales que debéis comer: el buey, y la oveja, y la cabra.”

5.-“El ciervo, el corzo, el búfalo, el capriciervo, el pigargo, el orige, el camello pardal.”

6.- “Todo animal que tiene la uña hendida en dos partes y rumia lo podéis comer.”

7.-“Más no debéis comer de los que rumian y no tienen la uña hendida, como el camello, la liebre, el querogrilo, a éstos los tendréis por inmundos, porque aunque rumian, no tienen hendida la uña.”

8.-“Asimismo tendréis por inmundo el cerdo, porque si bien tiene la uña hendida, no rumia. No comeréis de la carne de estos animales, ni tocaréis sus cuerpos muertos.”

9.-“De todos los animales que moran en las aguas comeréis aquellos que tienen aletas y escamas.”

10.-“Los que están sin aletas y escamas no los comáis, porque son inmundos.”

11.-“Comed de todas las aves limpias.”

12.- “No comáis de las inmundas; es a saber: el águila y el grifo, esmerejón.”

13.-“El exión, y el buitre, y el milano con su casta.”

14.-“Y toda raza de cuervos.”

15.-“Y el avestruz, y la lechuza, y el loro, y el alcotán con su casta.”

16.-“El herodión, el cisne, y el ibis.”

17.-“Y el somormujo, el calamón y el búho.”

18.-“El onocrótalo y el caradrión, con sus especies, como también la abubilla y el murciélago.”

19.-“Todo lo que va arrastrando y tiene alas será inmundo o no se comerá.”

20.-“Comed todo aquello que es limpio.”

21.-“Pero de carne mortecina no comáis nada, la darás al extranjero que se halla dentro de tus muros, para que la coma, o se la venderás; por cuanto tú eres un pueblo consagrado al Señor Dios tuyo. No cocerás el cabrito en la leche de su madre.” Cap. XIV.-Deut.

Medicinalmente es bien administrar los extractos de medula roja o caldos de ojos de buey a los convalecientes.

Por el aspecto sociológico del asunto, también es aconsejable el menor “sacrificio de las reses, en provecho del mayor consumo de la leche y sus derivados, por motivos del valor alimenticio y proporción de toxicidad.

El teúrgo Iniciado, necesariamente debe ser ejemplo social en las normas morales y urbanas.