CAPITULO IX
TETH    ט

El presente capítulo es el de EL ERMITAÑO o el SABIO, es pues el que enseña que el que quiera regresar al PADRE, tiene que ser prudente, vivir con sabiduría y amor, y respetar las leyes divinas, pues a las grandes Iniciaciones sólo se llega mediante el amor a DIOS, respetando la Ley.

Por eso este Arcano está representado en el Tarot por un anciano alumbrándose en el desierto con una lámpara para guiarse y saber dar cada paso donde confuso es el camino.

El desierto es el mundo, y la lámpara es la fuerza sexual que debe alumbrar cada una de las cámaras correspondientes a las 33 vértebras de la Columna Espinal, para llegar al PADRE.

También vemos en el Tarot, Arcano 9, que mientras en la derecha lleva el ermitaño la caña, la lámpara la lleva en la mano izquierda como para señalarnos que la hay que levantar es la Serpiente de la izquierda con nuestras fuerzas sexuales, es decir, subir dicha energía por el cordón ganglionar de la izquierda, que es lunar.

Esta es la Sabiduría de KUNDALINI – SAKTI, la del fundamento de las siete grandes fuerzas cósmicas. Son 7 Kundalinis o Fuegos Sagrados, uno correspondiente a cada uno de los siete cuerpos que constituyen al hombre; son los siete Hermanos que representaban los antiguos como un Dragón de siete cabezas.

A medida que se transmuta el semen por medio de la castidad y los ejercicios esotéricos, se levanta el Kundalini de cada cuerpo, primero en el físico (Alta Iniciación); luego en el Vital (segunda Gran Iniciación); sigue el Astral, (Tercera), y así sucesivamente, hasta la Séptima (grado de ARHAT), ya a un paso de la raíz fundamental, la Triada Divina.

En cada cuerpo hay que realizar el Caduceo o Cetro de Mercurio, positivamente.

Así pues que a la sabiduría de este capítulo es aplicable la Doctrina Crística – Gnóstica, para la cual recomiendo mi “Catecismo de la Doctrina Cristiana” como fundamento. Empero añadiré a continuación, ya que está poco conocido, los “Versos de Oro” de Pitágoras, Gran Maestro antiguo de sabiduría que los ocultistas conocen con el nombre de KUT – HUMI.

VERSOS DE ORO

PREPARACION

Honra a tu padre y a tu madre.
Sé amable con tus familiares y tus íntimos.
Elige por amigo al más destacado en virtud.
Atiende a sus insinuaciones y aprende de sus ejemplos.
Discúlpale las faltas mientras puedas.
Concilia el poder con la necesidad.
Y ahora, aprende a combatir y a vencer tus pasiones.
Sé sobrio en el comer, activo y casto.
No te entregues jamás, a la cólera.
Ni en público ni en secreto obres mal.
Ante todo respétate a ti mismo.
Reflexiona siempre antes de obrar.
Que la justicia rija tus actos todos.
Y que los fáciles honores
Y los bienes de fortuna son inciertos.
Que como se adquieren puédense perder.
Sea adversa o favorable, alégrate con tu suerte.
Pero trata con energía de mejorarla.
Piensa que el destino es más benévolo.
Con los que lo comprenden y a sus lecciones se ajustan.
Difícil es clasificar los razonamientos de los hombres.
El filósofo reflexiona antes de admitirlos.
Si ves que el error triunfa, revístete de paciencia y espera.
Escucha y graba en tu corazón lo que sigue:
De insensato es hablar y obrar sin premeditación.
Consulta, delibera y elige libremente tu conducta.
Trata de edificar en el presente lo que será realidad en el porvenir.
No alardees de lo que no entiendas,
Pero aprende cuanto tengas que aprender.
Jamás descuides la salud del cuerpo.
Dale con mesura de comer y beber,
Ejercicio y oportuno descanso.
Armonía en todo aquello que no incomoda.
Acostúmbrate a vivir una vida propia y sin lujo.
Evite caer en extremos y provocar el desdén o la envidia.
Elige en todo un justo medio razonable.

PERFECCION

Que nunca cierre el sueño tus ojos
Sin analizar antes tus acciones del día.
Qué he hecho? Que he dejado de hacer?
Si en el examen hallas falta, promete enmendarte.
Y si bien has obrado, regocíjate por ello.
Medita mis consejos, ámalos y síguelos.
Ellos te conducirán por la senda de la virtud divina.

Te lo juro por Aquél que infundió en nuestra alma
La Tétrada Sagrada, inmenso y puro símbolo,
Fuente de la Naturaleza, guía de los Dioses, con cuya colaboración
Llevarás a feliz término toda obra empezada.
Instruido por ellos, sondearás la esencia de los hombres y Dioses.

Sabrás si el Hado te es propicio, que la Naturaleza
Es la misma a través de todo ser y en todo lugar.
No esperarás lo inesperable y nada se te ocultará.
Sabrás que los males que aquejan a los hombres
Han sido por ellos mismos creados.
En su pequeñez no ven ni saben
Que tienen muy cerca los mayores bienes.
Juguetes de sus pasiones, pocos conocen
El secreto de la felicidad y vagan cual barquillas
A merced de los vientos y las olas,
Porque sus propias limitaciones condicionan su existencia,
Quita la venda de sus ojos, ya que su raza es divina,
Para que puedan discernir todo error y contemplar la verdad sin velo.
La Sagrada Naturaleza revelará entonces sus más ocultos misterios,
y el que los posea logrará al fin la perfección.
Sanará su Alma, libre ya de toda turbación y dolor.
Ahora, abstente de carnes. Libera poco a poco tu alma
Discerniendo el significado de todas las cosas.
Déjate guiar siempre por la inteligencia que dimana de lo Superior.
Y cuando liberado de la materia, seas recibido en el Éter libre y puro,
Vencerás a la muerte con la inmortalidad.    

Las correspondencia esotéricas de este Arcano son: Número: 9; Letra: T; Jeroglífico: El Eremita; Runa: IS; Valor: 9; Símbolo Hebreo: Teth; Plano Cósmico: Assiah; Sustancia: Apas Tatwa; Sephirot: Jesod; Jerarquía: Cherubim (ángeles); Atributo: El Fundamento; Color: Anaranjado; Gema: Plata; Astro: La Luna; Nota: Re.