Prefacio

Esta obra será leída, pero solo se hará cuerpo y sangre en aquellos espiritualistas y amantes de la verdad eclécticos en el conocimiento, los libres pensadores y enemigos de complejos que buscan romper las cadenas de la ignorancia y se adentran en el derecho de las iniciativas positivistas.

Características es, como todas mis obras publicadas, la de llevar nuevas enseñanzas, pues me identifico plenamente en este objetivo con el concepto del reconocido sabio psicólogo y medico Gregorio Marañón, quien en el Tomo I de sus "Obras Completas" dice textualmente:

"Es preciso que todos, por nuestro propio interés y por el mas sagrado de la ciencia, nos pongamos de acuerdo para concluir que solo debe escribirse un libro en estas dos circunstancias: o cuando el autor tenga algo nuevo que decir, o cuando sea preciso reducir un asunto, vasto y complejo, al estado esquemático, para facilitar la información de los que comienzan a estudiar o de los que tienen su tiempo absorbido por otros temas."

También he contado con la valiosa colaboración vidente del apreciado Adepto Kitchin (HIKINI) en la investigación del uso de los mantrams sagrados.

Aunque actualmente no soy miembro activo en el físico de ninguna organización o escuela de tendencia exclusivamente espiritualista, si soy co-fundador del movimiento gnóstico que se organizó con centro en la Sierra Nevada de Santa Marta a principios del año 1952, ejerciendo como secretario privado del Maestro fundador hasta mediados de 1954, siguiendo en una oficina de la progresistas ciudad de Barranquilla, hasta mediados de 1955.


Me encaminé en la senda de la luz a fines de 1948 y al estudiar y practicar las obras publicadas de los Venerables Maestros HUIRACOCHA Y MAX HEINDEL, y posteriormente de otros como FRANZ HARTMAN, ELIPHAS LEVI y la Maestra HELENA PETRONA BLAVATSKY; todo esto, a la vez que procuraba no faltar en la transmutación.

Anteriormente había estado yo afiliado a la nefasta "Orden Rosacruz AMORC", que con sus atractivos anuncios publicitarios desencamina a muchos aspirantes a encontrar una genuina organización espiritual de la Senda de la LUZ, y en su afán propagandista alcanza a mencionar algunos sabios que existieron en Europa antes del descubrimiento de América como si hubieran sido miembros suyos.

La evolución del actual día cósmico o "Mavantara" denominado EL BERRACO, venia trayendo trazas de fracasos hasta tal extremo que recientemente hemos descubierto entre otras cosas, que ya en los mundos internos los científicos tenebrosos han alcanzado a producir secretamente antimateria contra la evolución cósmica y también a formar coros adversos al ritmo que sostiene el universo.

Esperando seguir con la presente, hallando eco en terreno fértil para que las simientes fructifiquen,

LA PAZ SEA CON VOSOTROS.

TIBONI (PAVEJEAU)