NETZACH, SEPTIMO SEPHIROT


El séptimo Sephirot Netzach, es en Primer término el Plano Mental; en segundo término es el Cuerpo Mental o Manas. En su obra "El plano Astral y el Plano Mental", dice W.C. Leadbeater lo siguiente:
"Es absolutamente necesario para el estudiante de Teosofía comprender la capital verdad de que hay en nuestro universo siete planos, mundos, niveles, esferas o regiones, cada uno con su peculiar materia de apropiado grado de densidad, que interpenetra la materia del plano contiguamente inferior. Por lo tanto, las palabras "superior" e "inferior", "alto" y "bajo", con referencia a los planos o mundos de nuestro universo, no denotan su posición, puesto que todos ocupan el mismo espacio, sino tan solo indican el mayor o menor grado de condensación de la materia primordial y su diversa tónica de vibración.
En consecuencia, cuando decimos que un individuo pasa de un plano a otro no significa este paso ni el menor movimiento en el espacio, sino sencillamente un cambio de conciencia. Porque cada ser humano tiene en sí mismo materia de cada uno de los siete planos y un vehiculo o cuerpo correspondiente a cada uno de ellos, por cuyo medio puede actuar cuando sabe manejarlo. Así es que el paso de un plano a otro equivale a mudar de uno a otro vehículo el enfoque de la conciencia, y en el actual estado de evolución de la masa general de la humanidad, esta mudanza se contrae al uso de los vehículos astral y mental en vez del físico."
Digno de mencionar también, es lo que expresa el Dr. Max Heindel en "Principios Ocultos de Salud y Curación", a saber:
"En la Época Atlántica del Período Terrestre, los Señores de la Mente irradiaron de sí mismo y depositaron en nuestro ser el núcleo de la sustancia que actualmente estamos tratando de organizar como mentalidad. Le fue conferida al ser humano para dar objeto y propósito a sus acciones; pero como el ego era extraordinariamente débil y la naturaleza pasional muy fuerte, la mente naciente se fundió con los cuerpos de deseos, dando por resultado la Astucia, que fue la causa de toda la maldad que se difundió en el tercio medio de la Época Atlántica.
Como la mente es el último de los vehículos humanos formados, no puede considerarse de modo alguno como un cuerpo. No es más que un eslabón, una envoltura para que el Ego la utilice como punto de enfoque o concentración. Sin embargo, es el instrumento más valioso que posee el Espíritu y su instrumento Especial en la obra de la creación." Este Séptimo Sephirot está relacionado con el Arcano 7 del Tarot. Transcribo a continuación el siguiente párrafo de mi obra "KÁBALA-TAROT-GNOSIS" (Acrosofía):
El Arcano que estamos estudiando: EL CARRO DEL TRIUNFO o CARRO DE HERMES, está también relacionado con el Cuarto Grado de Poder del Fuego, la mente-Cristo del ARHAN, el Buddha el Imperator de la Mente que ha sabido dominar los cuatro cuerpos de pecado y que ejerce el dominio completo de los elementos con su divina Magia; es el de aquel que ha conquistado el NIRVANA después de haberse convertido en León de la Ley. Es el INTIMO que ha sabido guiar por sobre la empinada cuesta del Arhatado, su carro guerrero, domando las tinieblas, poniendo las fuerzas de la naturaleza a su servicio, y ha conquistado el derecho de recibir el Elixir de Larga Vida, la Medicina Universal que lo hace dueño de la vida y la muerte.
Por adición cabalística, el Arcano 16: LA FRAGILIDAD, es una modalidad del Arcano 7 del Tarot. Simboliza las fuerzas de la naturaleza que destruyen el materialismo para producir alguna transformación Espiritual.
En el "Libro Oculto de las Moradas" encontrado en las sepulturas del antiguo Egipto de los Faraones, y traducido como "Libro de los Muertos", fue hallada la disciplina de confesión a Maat, dirigida a los señores del Karma, que encierra la Perfección requerida para la cristificación del Cuerpo Mental. Eh aquí cómo se lee en el libro "Los Misterios Iniciaticos" Por Henri Durville:
A vosotros, Maestros de la verdad, ofrezco mi homenaje, a ti Dios, Grande, Maestro de la Verdad igualmente lo tributo. Yo llego hasta ti, ¡Oh mi Señor! Yo comparezco para contemplar tu esplendor. Yo te conozco, conozco tu nombre, conozco los de los Cuarenta y dos Dioses que están contigo en la Sala de la Verdad, viviendo de los que guardan pecados, alimentándose de su sangre en el día de dar cuenta de palabras ante Unofré. Alma doble, Señora de la Verdad es tu nombre, y sabes tú Señor de la Verdad, que yo traigo la Verdad y que separo de ti el mal. Nunca he hecho daño pérfidamente a ningún hombre. Jamás hice desgraciados a mis compañeros y semejantes. Nunca realicé hechos reprobables en la Morada de la Verdad. Jamás tuve relaciones con lo malo. Jamás practiqué el mal. Como jefe, nunca hice trabajar a los hombres, más de lo que fuere debido. Mi nombre ha llegado a la barca de la supremacía, mi nombre ha llegado a las dignidades de la supremacía, a la abundancia y a la autoridad del mundo. Por mi causa, nunca hubo nadie que temiese, nadie que quedara pobre, que sufriera ni que fuese desgraciado. Jamás realicé cosas que aborrezcan a los Dioses. Nunca consentí que el dueño maltratase al esclavo. Por mí, nadie pasó hambre, y a ninguna persona he hecho llorar.
Yo no he matado. Yo no he ordenado que persona alguna fuese privada de vida traidoramente. Jamás he mentido; jamás saqueé las provisiones de los Templos. Yo no he mermado las cosas ofrendadas a los Dioses. Yo no he despojado a las momias ni de sus panes ni de sus vendas. Yo no he fornicado. Yo no he cometido hechos vergonzosos con ningún sacerdote de mi religioso distrito. No he encarecido ni disminuido los aprovisionamientos. Jamás hice presión sobre el platillo de la balanza. Nunca aparté la leche de la boca del niño. Nunca arrebaté los pastos del ganado. Yo no he puesto redes para coger los pájaros de los Dioses. Yo no he pescado nunca peces muertos. Yo no he rechazados a las aguas en época de crecida. Yo no he torcido el curso de la corriente de ningún canal. Yo no he extinguido la llama a su hora de lucir. Nunca he defraudado a los Dioses en sus ofrendas preferidas. Nunca rechacé a los ganados de propiedad divina. No he puesto obstáculo a ningún Dios en su éxodo. Yo soy puro, puro, puro. Yo soy puro con la pureza del Gran Bennu que está en Heracleopolis…"
Enseguida se dirige a cada uno de los 42 asesores del Gran Sacerdote, tal como fue transcrito en mi obra arriba mencionada.
Netzach, el Séptimo, Sephirot nos recuerda las palabras del Nazareno: "Deseas primero el Reino de Dios y su Justicia, que todo lo demás se os dará por añadidura". ELOIM, constituye las Jerarquías Cósmicas o Huestes divinas de NETZACH, en los mundos internos.
TAPA, es un mantram que ejerce acción de reparar o curar daños en los cuerpos mentales, internamente. Su pronunciación es:
"TaaaaaaaPaaaaaa…" (En una misma exhalación).
MAHA, es otro mantram de curación en los mismos cuerpos.
"Mmmmmaaaaahhhhhhhaaaaaa…." (En una misma exhalación)

Otras relaciones de este Sephirot son: Planeta: Venus; Zodiaco: Virgo; Fuerza Cósmica representada por la letra hebrea Zain; Seidad Cósmica representada por la letra hebrea Hain; Runas: HAGAL y la YR; Iglesia Apocalíptica: TIATIRA.