MALCHUTH, DECIMO SEPHIROT


Malchuth es, en primer término, el plano físico; Malchuth es en segundo término el cuerpo físico. Malchuth como estado de materia, representa lo más denso, lo sólido pero con posibilidad de transformación, de volatilización, de transmutación, de sublimación.

Malchuth es el décimo Sephirot o emanación Cósmica, y sin embargo, como todo en la creación, tiene su Raíz o principio en el primero, en Kether, al cual puede volver cumpliendo la orden divina: "creced y multiplicaos".

Así es posible que el espacio, como concepto de existencia material se expanda; así es posible que en la Senda Iniciática el hombre amplíe su conciencia y dentro de sí ascienda sus Sagrados Fuegos; así es posible que el hombre realice el bautismo de fuego de sus Yoes o multiplicación de sus cuerpos en los mundos internos y hacerse íntegramente inmortal, para la gloria eterna y beneplácito del Señor.

Porque Juan Bautista, en verdad vino y bautizó con agua para conceder penitencia, pero El Cristo Salvador bautiza con el fuego Sagrado del Espíritu Santo, para la remisión de los pecados y ser uno mas en el Libro de la Vida, para tener derecho a ser recibido por el Altísimo.

Porque Dios dijo al hombre "creced" no como es interpretado exotéricamente, pues el mandamiento habría sido entonces para un párvulo, no al hombre adulto… Ya sabemos que el crecer es una función de la vida vegetativa y no está bajo el control de la voluntad del hombre; además crecer tiene espiritualmente un significado más profundo, es decir, se interpreta como adelanto, como valor en diversos aspectos…

Y porque "multiplicaos" tampoco es bien interpretado, pues el esoterismo no se atiene a lo literal de la palabra. Solo en las grandes realizaciones se cumple el "Noscete ipsum" (Conócete a ti mismo), y es así como se puede llegar a la concluyente afirmación de que los cuerpos del Maestro de Misterios Mayores se multiplican crístificados en los mundos internos, después que se han vencido las fornicaciones y demás faltas a los Mandamientos y cumpliendo con los Sacramentos.

Solo el hombre que transmuta la Sustancia Cristónica, fuente de vida, tal como se enseña en "F.E.G.L.A" y algunas organizaciones esotéricas, puede realizarse como un Gran Maestro, en las Altas Iniciaciones.

El Décimo Sephirot está relacionado con el Arcano 10 del Tarot, y como expresé en mi obra KABALA-TAROT-GNOSIS (Acrosofía):
"Este arcano simboliza todo principio de ascenso hacia la Divinidad, el límite entre la involución y evolución, el plano físico y las nueve Arcadas que culminan en la Alta Iniciación, la de los Srotapannas, y en fin las hojas de las ramas terminales del árbol Sephirótico."
Así pues con este Arcano comenzamos a formar nuestra buena o mala fortuna, según sepamos mover las fuerzas naturales, estableciendo un continuo cambio según INRI. "Esto es muy bien representado en La Rueda de la Fortuna del Tarot, en la que la esfinge en la parte superior mantiene una espada presta a herir a quien se forje un destino violatorio de la ley, mientras a cada lado de la rueda permanecen en oposición los Genios del bien (Hermanubis), frente al Genio del mal (Tiphón)."

"Así pues quien lleve su vida de acuerdo con las leyes cósmicas, levantará la Serpiente Sagrada caída, realizándose en cada cuerpo el Caduceo o Cetro de Mercurio positivamente, volviendo a Dios después de transmutar las aguas primordiales de AMRITA (semen), en fuego de luz."

Y como el Arcano 19 del Tarot, por adición cabalística, se sume o es una modalidad del Décimo Arcano, incluyo ahora los siguientes apartes del Volumen II de la obrita arriba citada:

"Todo Reino dividido será destruido" es la sentencia de Jesucristo para todos aquellos que quebrantan este Arcano.

"Ama a Dios sobre todas las cosas, y al prójimo como a ti mismo", resume los diez Mandamientos.

"En el Arcano 1 están a disposición del mago todas las fuerzas de la Naturaleza; en el número 10 el ejercicio de estas fuerzas y sus peligros; en el número 19 aparece la afortunada consecuencia, después que se ha vuelto diestro en el manejo de las fuerzas naturales".

"No sabéis que sois templo de Dios vivo, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?" (Vers. 16, Cap. 3:1 Corintios).

ISCHIM constituye las Jerarquías Cósmicas o Huestes divinas de Malchuth, en los mundos internos.
BHUR es un mantram que ejerce acción de reparar o curar daños en los cuerpos físicos internamente. Pronúnciese del modo siguiente:
"Bhhhhuuuurrrr..."
(La B le da fuerza de salida a la H como aliento, seguido de la U y por último de la R en la misma exhalación).
Otras relaciones de este sephirot son:
Planeta: La Tierra; Zodiaco: Géminis; Fuerza Cósmica representada por la letra hebrea IOD; Seidad Cósmica representada por la letra hebrea MEM; Runas: AR Y BAR; Iglesia Apocalíptica: EFESO.