LA MAGIA SEXUAL

La Santa Biblia, en el Nuevo Testamento, dice:

“Todo aquél que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él, y no puede pecar, porque es nacido de Dios.” (Versículo 9, Capitulo 3; Primera Epístola de San Juan Apóstol).

Comentando en síntesis, lo que está expuesto en el versículo es precisamente el Gran Arcano de la Magia-Sexual, que recibe también las denominaciones de Arcano A.Z.F. o Maithuna, y que antiguamente estaba velado en las Escuelas de Misterios con el nombre de transmutación alquimista, que es un proceso real y verdadero que se verifica en todo aquél que paciente, pero heroicamente, se encamina en el Sendero de la Luz mediante la castidad científica.

La simiente en el hombre es el semen cristónico, que frenado asciende de su excipiente, y transformado en energía produce el milagro purificador de convertir nuestro ente materializado en ente Espiritual, y de elevarnos gradualmente hasta el Altísimo, es decir, produciendo en nuestras almas el religare de vida eterna.

EJERCICIOS: Como se ha dicho en obras de Altos Iniciados. La práctica consiste en la conexión sexual natural entre la pareja de hombre y mujer o esposa, y evitar la eyaculación seminal con el poder de la voluntad y la ayuda de la respiración, haciendo una fuerte inspiración, imaginando que la energía en vapores sube por la Espina Dorsal hacia la cabeza, y de ésta al corazón. Es conveniente durante la práctica vocalizar mentalmente mantrams especiales para la transmutación, como puede ser el I.A.O., el cual se pronuncia así:

Iiiiiiiiiaaaaaaaoooooooooo…

I.A.O., es el nombre del Divino Triangulo que todo lo ve, y su naturaleza es del ABSOLUTO.

Para los solteros o aquéllos que necesitan solos la práctica, es recomendable se coloquen de pie, inclinando el tronco hacia adelante, con los pulsos entrecruzados sobre la nuca y manos extendidas, y vocalizar varias veces el mismo mantram en la forma arriba indicada.

La posición también podría ser: inclinando el tronco hacia adelante y extender los brazos hacia abajo, entrecruzados.

Como dije en el Mensaje de Navidad de Diciembre de 1969 titulado “Psico-Gnosis” de la “Era Espacial”, la Magia Sexual es la clave positiva que soluciona los actuales problemas de explosión demográfica. Por otra parte, la Logia Blanca regulariza en los Hermanos de la Senda la procreación de criaturas que necesitan evolucionar en cuerpo físico, evitando así que sean producto del placer pasional de la fornicación.

La sublime trascendencia de la Magia Sexual se ventila en las Sagradas Escrituras, pues es materia prima, en los Misterios que trata en el Nuevo Testamento San Pablo, desde el Versículo 33 al 58, Capítulo 15 de I Corintios (véase La Biblia), sobre el tema de la Resurrección de los muertos.

Pues bien, no hay que tomar el sacro misterio en el sentido de que el mismo cuerpo denso es que reagrupa sus moléculas de la tumba; más bien el polvo vuelve a la tierra mientras el alma (sus cuerpos internos), debido a las transmutaciones se enriquece con la quinta esencia de la materia y se fortalece con los dones resultantes de la disciplina del Decálogo recibido por Moisés en el monte Sinaí.