INTRODUCCION

 

El significado enciclopédico de Cabala, Kabala, Kabbalah o Qabbalah, puede consultarse en el "Diccionario Esotérico" Por Zaniah, y en forma más sucinta se halla esbozado en el "Diccionario Steiner del Ocultismo. La Psiquis y lo Místico" de la popular colección "Ariel Esotérica". Así mismo se encuentran explicaciones en numerosos diccionarios, tales como la "Enciclopedia Salvat", "Monitor", etc.

Considero que los textos de Cábala hasta ahora escritos son relativamente exotéricos, pero mantienen en sí su finalidad fundamental: la de reconocer al Gran Creador, como principio o Causa-Causorum que dimana de sí mismo las energías que se manifiestan y concretan en todas las formas existenciales de la Creación, en sus diversos mundos y en sus planos diferenciados o esferas metafísicas, con todos sus seres (reinos) y elementos constitutivos, lo que en general se considera como naturaleza, en todos sus aspectos.

Kabalísticamente hablando, el conjunto de todas estas emanaciones en el proceso microcósmico constituyen los diez Sephirots, que se resumen en el Árbol de la Vida, el Adam-Kadmon u Hombre Celeste.

Empero estas 10 emanaciones Microcósmicas tienen a su vez una Raíz-origen inmediata en DAATH, que representa las fuerzas divino-naturales que corresponden al plano o Esfera del Señor del Tiempo, límite entre los Sephirots cósmicos y planos Supra-Cósmicos del ABSOLUTO, que como estratos ascendentes en su orden son: AIN-SOPHH-AUR, AIN SOPH, Y AIN, de lo que no es posible hablar, pues sobre su conocimiento esotérico solo perciben los Paramartasatyas ( Habitantes del Absoluto) durante el proceso de las grandes Iniciaciones en los Mundos internos (Astral, etc.), en la Iglesia Gnóstica, cuyo Patriarca es Nuestro Señor Jesucristo.

Las Jerarquías de los Sephirots, los invoca el Mago Blanco o de la Luz, con la "Invocación de Salomón, la del "Tetragrámaton" y la de "Semhámphoras". Los hermanos consagrados en F.E.G.L.A son instruidos sobre este particular, en los Santuarios.

Por razones de profundidad trascendente, comenzaré por el Décimo Sephirot, siguiendo por el noveno y así sucesivamente hasta culminar con Kether, el Primer Sephirot.

Tiboni Pavejeau