General
 

 

Inicio    
Gnosticismo  

IMPORTANCIA DE LA CRISTIFICACION

Obras y Escritos
 

 

Obras del Maestro Tiboní  

Amadísimos Hnos. y Hnas. Espirituales:

Otros Temas  

 

Mensajes de Navidad   En la evolución terrestre hay dos acontecimientos solemnes y grandiosos que se destacan en la
Contactenos  

historia, ambos relacionados con la existencia corpórea del Eterno Dios hecho hombre para

    salvación de la humanidad.

El primero se refiere al nacimiento del Divino Niño, mientras el segundo atañe al proceso de martirio que culminó con la crucifixión, en la transición de dos tiempos que determinan la involución y la evolución del hombre en el orden respectivo.

Ambas circunstancias son profundamente conocidas en los pueblos civilizados interpretando su importancia desde dos conceptos diferentes: las religiones exotéricas desde el punto de vista simplemente histórico en base a la narración literal de la Biblia, y por otro lado las enseñanzas de contadas organizaciones esotéricas, como la Fraternidad Esotérica Gnóstica Latino-Americana que, respetando las autorizadas versiones de los hechos, se profundiza en el campo de las realizaciones Iniciáticas de los mundos supra-sensibles para comprender el significado trascendental de estos sagrados milagros de la vida de N.S. Jesucristo.

Todos sabemos que son muy dicientes desde aquel entonces las mágicas manifestaciones que siempre ha experimentado la naturaleza en forma especial a las 12 m. en días viernes santo, particularmente en algunas plantas y el respeto que infunde entre los cristianos en general.

Los gnósticos sabemos que el drama del Gólgota le toca vivirlo a todo Iniciado en los Misterios en el plano Astral para lograr la cristificación  que se verifica en la Primera Iniciación de Misterios Mayores, en que el Alma Conciencia se fusiona con su Alma de Diamante para entrar en la divina jerarquía angelical, sacrificio que debe repetirse para la cristificación de cada uno de los cuerpos constitutivos del Ser.

Así, al cristificarse el cuerpo Vital o Etérico en la 2ª Iniciación de Misterios Mayores, nace con su extracto anímico el Soma Puchicón o Cuerpo de Oro del Íntimo.

Al cristificarse el cuerpo Astral en la 3ª Iniciación de Misterios Mayores, nace con su extracto anímico el divino Chrestos.

Al cristificarse el cuerpo Mental o Kama Manas en la 4ª Iniciación de Misterios Mayores, nace el cuerpo de la Mente-Cristos. El Iniciado es entonces un Budha que tiene el derecho de entrar al Nirvana (Mundo de los Dioses).

Al cristificarse el cuerpo de la Voluntad o Ego-Manas en la 5ª Iniciación de Misterios Mayores, nace el cuerpo Voluntad-Cristo.

Las Iniciaciones 6ª, 7ª, 8ª, y 9ª de Misterios Mayores, pertenecen a la evolución supra-cósmica de los Paramartasatyas en el ABSOLUTO.

Esta es la enseñanza que nos dejó El Cristo en cuerpo de su Boddhisatwa Jesús, al soportar con paciencia estoica y acrisolada en este plano físico el cumplimiento de su pacto de salvación.

Por aquellos días estableció también la nueva dispensación y la Misa Gnóstica con la Santa Unción con pan y vino, a cambio de los antiguos ritos de sacrificio de macho cabrío en las plazas públicas, en honor al Señor Jehová (Espíritu Santo).

Este Sacramento nos permite formar al Cristo Cósmico dentro de nosotros mismos con el poder latente de las simientes consagradas del trigo (Símbolo del cuerpo) y del fruto de la vid (símbolo de la sangre), reforzando de esta manera la fuerza adquirida en la Magia-Sexual y ejercicios esotéricos (Zodiacales, rúnicos, etc.).

Esta disciplina solo produce el efecto deseado siguiendo simultáneamente los Mandamientos. Por tal razón Jesucristo dijo: No he venido a derogar la Ley, sino para darle cumplimiento.

Para que nos sean conferidos dones del Espíritu Santo y poder llegar a las grandes realizaciones Cósmicas, debemos llevar nuestra propia CRUZ para que resplandezca levantada y produzca el milagro de muerte material y renacimiento Espiritual con la fórmula de salvación.

INRI. (Igne Natura Renovatur Integra) “El fuego renueva incesantemente la naturaleza”.

Así florecerán las rosas sobre vuestra CRUZ.

Viviendo los Mandamientos y cumpliendo los Sacramentos, os subiréis al Gólgota del Padre.

LA PAZ SEA CON TODOS VOSOTROS.

Tiboní Pavejeau
(Soberano Comendador Mundial de FEGLA)

Santa Marta, Colombia, Semana Mayor de 1979.