CAPITULO XVI
HAIN ע

Este es un Arcano muy complejo, y como el anterior inmediato, a veces mal interpretado. En los Tarots lo designan con diferentes nombres: La Torre Fulminada; El Rayo; La Fragilidad; La Casa de Dios.

Realmente es el Arcano del Rayo de la Justicia Cósmica.

Las Sagradas Escrituras nos dan una idea de este Arcano en los pasajes históricos de la Torre de Babel, cuando es castigado el orgullo del hombre con su materialismo reinante, para establecer como resultado un cambio Espiritual.

Es también el Arcano del Rayo del Kundalini o fuego Sagrado del Espíritu Santo en su despertar en el Iniciado, para encender internamente los centros espirituales.

Es el Rayo de Venus, de Justicia y Derecho.

Son las fuerzas naturales que destruyen el materialismo para producir alguna transformación espiritual.

Toda transformación en la Naturaleza produce dolor o conmoción.

El presente Arcano simboliza así mismo la transición entre la evolución y la involución.

En el cosmos representa también las energías electro-magnéticas, positivas y negativas, empleadas por los científicos en sus experimentos e invenciones, y los magos en sus prácticas de ocultismo y sus aplicaciones como magnetismo, hipnotismo, sugestión, persuasión, etc. Para fines curativos u ocultos.

Es el principio resultante de la acción de Prana sobre el Akasha.

No hay que confundir la ciencia mágica con la prestidigitación o con el fakirismo.

El sabio manejo de las fuerzas naturales engendra los poderes Espirituales.

La lámina de este Arcano del Tarot simboliza las consecuencias del abuso o violación del hombre a las leyes naturales, cayendo en el materialismo al descuidar las cuestiones divinas.

“La Ley es así por un igual” parece enseñar la lámina al presentar como victimas a un rey coronado y a una humilde mujer.

Como “Casa de DIOS”, nos dice este Arcano: “Recordad que vuestros cuerpos son el templo de Dios vivo, y que el Altísimo mora en vosotros”.
Con el cuerpo puede hacerse la Runa () que corresponde a este Arcano, para recibir internamente átomos puros de la tierra.

El signo Zodiacal del Arcano es Virgo.
Por reducción cabalística, es el presente Arcano un aspecto del Arcano EL TRIUNFO.

Las fuerzas que favorecen la actividad de los centros del zodiaco relacionadas al Arcano  que estamos estudiando, son las de ZAIN, o poderes de la mente.

Las demás correspondencias del Arcano son: Letra: O; Valor: 70; Gema: Diamante; Perfumes: Tomillo y Jacinto; Sal medicinal: Sulfato de Sodio (Sal de Glauber).

Entre los autores cabalistas, J. E. Bucheli supo apreciar en toda su extensión este Arcano, cuando lo describió así en “El Poder Oculto de los Números”:

“El Arcano XVI, es figurado por una torre destruida por el rayo. Un hombre coronado y un hombre sin corona son precipitados de su cima con los fragmentos de su fortificación. Es el símbolo del conflicto de las fuerzas materiales que pueden destruir o amagar tanto a los grandes como a los pequeños, a los reyes como a sus vasallos.”

“Es también el emblema de las rivalidades que solo conducen, de un lado a otro, a la ruina común de los proyectos inutilizados, las esperanzas muertas, las empresas o los emprendimientos que abortan, las ambiciones fulminadas, las muertes por catástrofes.”