CAPITULO IX

LOS CUADRADOS PLANETARIOS

Tal como vimos en el capítulo anterior, el Mago Iniciado utiliza la simbología en tablas de madera, especialmente de cedro, para sus operaciones ceremoniales con las fuerzas de la naturaleza en ciertas y determinadas circunstancias.

El sabio alquimista Paracelso dio a conocer también este procedimiento aplicando los números en los metales correspondientes a los siete planetas que rigen durante los siete días de la semana, mediante cuadros en los que se hallan grabados los números dispuestos en tal forma que, sumados vertical, horizontal o diagonalmente de extremo a extremo, dan por resultado una cifra total constante, como sigue:

Constante de la Luna:

369

Suma total:

3,321

Constante de Mercurio:

260

Suma total:

2,080

Constante de Venus:

175

Suma total

1,225

Constante de el Sol

111

Suma total

666

Constante de Marte:

65

Suma total

325

Constante de Júpiter

34

Suma total

136

Constante de Saturno

15

Suma total

45

 
Los metales empleados para la fabricación de los talismanes planetarios, son: la plata para la Luna; el mercurio o azogue para Mercurio; el cobre para Venus, el oro para el Sol; el hierro para Marte; el estaño para Júpiter; el plomo para Saturno.

La mayor fuerza como poder talismánico se consigue cuando los pentáculos se elaboran estando la Luna en creciente.

Los Elementales expertos en la elaboración de talismanes son los Gnomos.

Aunque hay un procedimiento especial para la fabricación de talismán de azogue, el acero también es armónico a las radiaciones mercurianas, y por tanto puede suplir al azogue o mercurio. Algunos ocultistas aconsejan el latón por ser este una aleación de cobre con cinc, y corresponden respectivamente a Venus y Júpiter, símbolos éstos que en el Sagrado Pentagrama se hallan a lado y lado de Mercurio, en la línea central. Otros prefieren fabricar el talismán de Mercurio mediante la aleación de los siete metales planetarios.

Como los cuadrados mágicos tienen valor kabalístico, sus números están esotéricamente relacionados con los Arcanos del Tarot.

El Cuadrado de la Luna posee los números correspondientes a todos los Arcanos del Tarot, distribuidos en 9 columnas por cada lado     

El Cuadrado de Mercurio tiene 8 columnas por cada lado.

El Cuadrado de Venus tiene 7 columnas por cada lado.

El Cuadrado de El Sol tiene 6 columnas por cada lado.

El Cuadrado de Marte tiene 5 columnas por cada lado.

El Cuadrado de Júpiter tiene 4 columnas por cada lado.

El Cuadrado de Saturno tiene 3 columnas por cada lado.

 

El número total del Cuadrado del Sol, llamado Sorath, es el 666. Algunos ocultistas, sin fundamento, lo designan como “número de la bestia”.

Si algún número puede aceptarse con esa designación es el 15, que corresponde al Arcano EL BAFOMETO, o como dice en algunos Tarot, EL DIABLO, aunque el Iniciado que conoce su misterio lo transmuta en número del DEMIURGO, y entonces queda convertido en el misterio de ABRAXAS.
La disposición auténtica de los números en los Cuadrados Mágicos planetarios, es como sigue:


                                    1                             

EL cuadrado Mágico de la Luna refleja también las propiedades energéticas de la Tierra.

 

2

Cuadrado Mágico de Mercurio.

 

3

 

4

 

 

5

 

 

LA LÁMPARA MÁGICA, LA ESPADA,
LA VARA Y LA HOZ