CONCLUSION

He terminado para los humanos de esta época, la presente obra que he titulado “CABALA – TAROT – GNOSIS”, título que le he dado porque en ella he hecho el ensayo de unificar estas tres ciencias esotéricas trascendentales con miras a un nuevo viraje o rumbo de las ciencias Físico Química y Astrológicas actuales, que son el pináculo de la ciencia oficial, y porque he llegado a la conclusión de que los científicos actuales, al descubrir teóricamente el átomo molecular, no saben cómo hacer uso eficiente de él, porque desconocen las esencias íntimas Espirituales de la materia, y han empezado a emplearlo en forma nefasta, lo cual va en perjuicio de la vida misma, manipulando o trabajando el átomo amenazadora y peligrosamente para los planes evolutivos del Cosmos previamente trazado por los Dioses.

En los diez Sephirots, o mejor dicho esferas, podemos decir que se viven los Misterios de los tres grandes Rayos que unifican a los siete Rayos evolutivos.

Los tres grandes rayos son: GNOSIS, YOGUI, MISTICA. Todos tienen como base principal los Misterios del Gran Arcano, aplicado a la modalidad propia característica de cada Rayo. Verbigracia: en los Misterios Mayores de los Santuarios Gnósticos como el de los Rosacruz, Mayas, Masones, etc. se hace hincapié en la Magia Sexual entre esposo y esposa, libre de toda fornicación y adulterio. Entre los Yogis, no se prohíbe la Magia Sexual, pero prefieren el ascetismo con prácticas del Pranayama o ciencia de la respiración.

El Pranayama practicado por la mañana frente al Sol, inhalando el aire o Prana por la fosa nasal izquierda y exhalándolo por la derecha, es llamado por ellos Suria, y si lo hacen en el crepúsculo o la noche frente al poniente o Sol Espiritual, inhalando por la fosa nasal derecha y exhalándolo por la izquierda, le llaman chandra o respiración lunar.

La respiración la efectúan rítmicamente a la vez que vocalizan el mantram “Ton - Sa -Ham” al inhalar, y el mantram “Ton – Hra – Mam” al exhalar; la vocalización se hace mentalmente. Al inhalar el aire se imaginan que las fuerzas sexuales suben por la medula espinal en forma de vapores energéticos, y al exhalar lo fijan en el corazón. Además de esta práctica, se ejercitan en la meditación interior hasta conseguir el éxtasis, y entonces son Samyasin del pensamiento.

En cuanto a los Místicos, la transmutación la realizan especialmente por medio de la oración, la abstención y el recogimiento, y aún por el arte poético en Himnos y alabanzas, en lo que San Francisco de Asís es un fiel exponente. Veamos de ese Ser el Himno a la Creación, su famoso Salmo:

“Oh, Padre Omnipotente y Excelso,
Mi Señor y mi Dios. A Ti corresponden
Alabanzas, gloria, honor y todas las bendiciones

Alabado seas, mi señor y Dios, con todas tus criaturas; y
Especialmente nuestro hermano Sol
Que nos trae el día y nos trae la Luz;
Hermoso es y lleno de muy grande esplendor.

¡Oh, mi Señor y Dios él es para nosotros
El símbolo de Tu divina Luz!
Alabado seas, mi Señor, por nuestro
Hermano viento, y por el aire y la nube,
Las calmas y las tempestades,
Con todo lo cual mantienes la vida en Tus criaturas.
Alabado seas, mi Señor, por nuestra
Hermana agua, que es tan útil para nosotros,
Y humilde y preciosa y limpia.
Alabado seas, mi Señor, por nuestro hermano fuego,
Con el cual nos das luz en la oscuridad,
Y es alegre y grato, y muy poderoso y fuerte.
Alabado seas, mi señor, por nuestra madre tierra,
La cual nos sostiene y nos sustenta, y de su seno
Da diversas frutas y flores de muchos colores,
Y hierba para cubrir el campo
Alabemos y bendigamos al Señor,
Y démosle gracias, y sirvámosle
Con grande humildad.”

Para terminar, he de decir de acuerdo con nuestro conocimiento, que todo en la Creación está en incesante movimiento y transmutación, y estos cambios alquímicos de la naturaleza los verificamos internamente con el Fuego Sagrado. Este es el Gran Arcano cuya sabiduría encierra la letra THAU hebrea o Llave Universal. Este es el secreto escondido en la “Tabla de Esmeralda” de Hermes Trimegisto y que se halla simbolizando en el Sello de Salomón, las ruedas de Ezequiel y de Pitágoras, en el símbolo hindú de Addanari y en los cuatro animales Sagrados del Apocalipsis.

Esta es la Sabiduría que nos lego ENOCH. Este es el símbolo de la Cristificación: “INRI”.

 

LA PAZ SEA CON TODOS LOS SERES
(Tiboní Pavejeau)

Santa Marta (Magdalena), Colombia, agosto 2 de 1.958