BINAH, EL TERCER SEPHIROTH

Este Sephirot representa, en primer término, el ESPIRITU SANTO en sus dos aspectos: JEHOVA y MADRE NATURALEZA, como Divinidad Cósmica absorbida y unificada en la Santísima Trinidad. En segundo término representa la realización de la misma Deidad en el hombre, es decir, la encarnación en el Paramartasatya del Espíritu Santo por ley de ubicuidad, manifestándose por el fenómeno de hipóstasis.
La exaltación del Espíritu Santo tiene correspondencia en la Jerarquía de las Constelaciones Zodiacales y más concretamente representa lo que podría decirse una escala superior en la Constelación de Capricornio.
Empero debo aclarar que aquí no puede presentarse un salto, pues hay que tener en cuenta de que nuestro Sistema Solar pertenece a una de dichas Constelaciones, las cuales con la Constelaciones Boreales y Australes constituyen nuestra Galaxia denominada "La Vía Láctea", que tiene por Sol Central a Sirio.
Pues bien nuestro Sistema Solar hace parte de la Constelación Zodiacal de Leo. Por ello en la evolución Iniciativa de un Paramartasatya, antes de encarnarse una Divina Seidad Cósmica de Constelación, debe primero encarnarse el Logos del Sistema Solar, conocido por los antiguos egipcios como RA o Amón, y mencionado en el "RIG-Veda", libro sagrado de los indostanes , con el nombre de Savitri y a quien llaman también los ocultistas Atín.
Aclaro en síntesis: Primero es necesario encarnar el INTIMO o "Yo Divinal", pero como paso previo para realizar en nosotros el Espíritu Santo, antes hay que realizar al Logos del Sistema Solar en el cual evolucionamos. Así el gran Maestro comienza a ser un Ente Universal, es decir, se ha unido en Espíritu con la Seidad Cósmica del Sistema Solar respectivo.
Lo anterior, aunque algo complejo para quienes no tienen conocimiento de algunas nociones de Astronomía, ya es necesario que sea comprendido por los que se han iniciado en el Sendero de la Luz.
La polaridad positivo-negativo, "varón-varona" (hombre-mujer), macho-hembra, en toda la creación, tiene como raíz fundamental o génesis el ESPIRITU SANTO. Recordemos lo que dice el oficiante en uno de nuestros Rituales, mencionando lo que el Magno Sacerdote exclama a NUIT, como Madre Natura:… "Que los hombres no hablen de Tí dentro de la forma, Mariposa Divina, sino que te sientan como inconsútil y alada y diluida en todo lo que existe y no permitas que de Ti se hable como cosa tangible, porque eres Tú la perpetua y continua Luz que nunca se apaga."
La energía pránica que fluye a través de Surya (El Sol) pone en vibración las aguas puras de AMRITA, el espacio caótico, que en el Cosmos determina los siete principios de fuerza o energía-materia que constituyen los tatwas pritwi (tierra), Apas (agua), Tejas (fuego), Vayú (aire), Akash (éter) y los de carácter Espiritual Adi y Anupadhaca. El Fuego Sagrado latente en las Mónadas o Espíritus Virginales evolucionan en los Seres de la Naturaleza, y en la especie humana debe volver a la Divina Trinidad después de realizar en sí mismos, en las Altas Iniciaciones, el Caduceo o Cetro de Mercurio. En él aparecen las dos Serpientes, símbolos de los 2 cordones Ida y Pingala como fuerzas positivas y negativas, (solares y lunares), con las cabezas levantadas, mientras en el centro Devi-Kundalini abre arriba las alas angélicas de la liberación.
No obstante, para que ello se verifique, es necesario seguir durante toda la vida las prácticas esotéricas de transmutación y vivir conforme a los preceptos divinos.
Este Tercer Sephirot BINAH (Espíritu Santo), constituye las Jerarquías Cósmicas de Aralim (Tronos), a quienes se les atribuye la inteligencia.
La correspondencia de este Sephiroth la encontramos en el Arcano 3 del Tarot "LA EMPERATRIZ", que representa el Tercer Aspecto de la Santísima Trinidad.
Si observamos la figura representada en la baraja, vemos que imita la forma simbólica sagrada de Jehová (), su signo esotérico que para los alquimistas equivale a la Gran Obra realizada.
Otras correlaciones de este Sephiroth son: Planeta Saturno; Zodiaco: Capricornio; Fuerza Cósmica: la representada por la letra hebrea Gimel; Seidad Cósmica: la representada por la letra hebrea Resch; Runas: THOR y la formada por dos Serpientes verdes levantadas, una frente a la otra.